Existe una gran variedad de afecciones y enfermedades cardiacas que afectan en mayor o menor medida el corazón. Si bien es cierto que muchas pueden prevenirse o tratarse con un estilo de vida saludable, la mayoría debe ser diagnosticada y tratada por médicos especialistas para evitar complicaciones de alto riesgo.

Por otro lado, la acumulación de grasa en las arterias (también llamada ateroesclerosis) pueden causar daños al músculo cardiaco, así como también estrechamiento o bloqueos importantes en los vasos sanguíneos. Estos son factores para complicaciones como angina de pecho, accidentes cerebrovasculares o ataques cardiacos.

Los síntomas de las enfermedades cardiacas suelen variar dependiendo de muchos factores, sin embargo, los más comunes son:

  • Dolor en el pecho
  • Sensación de opresión en el pecho
  • Entumecimiento
  • Falta de aire
  • Debilidad
  • Sensación de aleteo en el pecho
  • Latidos cardiacos lentos o acelerados
  • Aturdimiento
  • Hinchazón de piernas
  • Desmayos
  • Erupciones en la piel o manchas inusuales