Una arritmia describe un latido cardíaco irregular. Con esta afección, el corazón de una persona puede latir demasiado rápido, demasiado lento o irregular. Las arritmias ocurren cuando las señales eléctricas que coordinan los latidos del corazón no funcionan correctamente.

La mayoría de las arritmias no son graves y no causan complicaciones. Algunos, sin embargo, pueden aumentar el riesgo de accidente cerebrovascular o paro cardíaco.

Hay dos tipos principales como son:

La taquicardia es un latido rápido del corazón. La frecuencia cardíaca en reposo es superior a 100 latidos por minuto.

La bradicardia es un latido lento del corazón. La frecuencia cardíaca en reposo es inferior a 60 latidos por minuto.

Las arritmias cardíacas pueden no causar ningún signo o síntoma. Un médico puede notar los latidos irregulares del corazón en su consultorio.

Algunos signos son:

  • Latidos cardíacos acelerados
  • Latidos cardíacos lentos
  • Dolor en el pecho
  • Falta de aliento
  • Ansiedad
  • Fatiga
  • Vahído o mareos
  • Sudoración
  • Desmayo (síncope) o casi desmayo
Si sientes que tu corazón late demasiado rápido o demasiado lento, o que hay cambios bruscos en los latidos, visita un cardiólogo. Busca ayuda médica inmediata si tienes falta de aliento, debilidad, mareos, vahídos, desmayos o mareos y dolor o incomodidad en el pecho.

Te invitamos a visitar a un experto como es: Dr. Moisés Calderón.